NOTICIAS

Premios26 de octubre de 2010

Una vivienda de José Carlos Seoane González gana el premio Juana de Vega

Además del primer premio, se ha otorgado un accésit a una vivienda de José Luis Quintela Porro y Mónica Díaz Rodríguez y se han señalado dos viviendas urbanas como finalistas

El premio  Juana de Vega de Arquitectura premia la mejor vivienda unifamiliar, tanto de nueva planta como de rehabilitación, terminada en Galicia en el año natural anterior a la convocatoria, en este caso 2009. En esta edición, el jurado, presidido por Celestino García Braña estuvo formado por Enrique Sáez Ponte, Xosé Manuel Casabella López, Manuel Caamaño Suárez, Salvador Fraga Rivas, Francisco Xavier Seoane Rivas y Gonçalo Byrne.

El jurado decidió conceder el Premio Juana de Vega de Arquitectura al arquitecto José Carlos Seoane González por su obra situada en la Urbanización "As Galeras" Rua Antonio Maceo, 5 en Lians, Oleiros. El jurado ha destacado de esta vivienda "la compleja integración de la casa en el espacio en el que se sitúa: un solar en descenso hacia el mar, con una extraordinaria vista sobre la bahía de A Coruña y con importantes limitaciones de normativa local y de costas". Añaden además que "se aprovechan bien estas circunstancias para situar con discreción una vivienda de notables dimensiones. Gran parte de la matizada perspectiva que ofrece hacia la fachada principal se debe a la gran pérgola de hormigón, que cubre y da unidad al acceso y, al mismo tiempo, facilita luz al patio interior mediante un hueco circular. Aunque en algún elemento concreto se recurre a un excesivo formalismo, resaltan las cuidadas soluciones de diseño que articulan los espacios en los tres niveles del inmueble".

Además se ha concedido un accésit a los arquitectos José Luis Quintela Porro y Mónica Díaz Rodríguez, por su proyecto realizado en O Quinteiro, Nigrán. El juardo ha destacado "la solución exterior simple, que oculta una sección compleja. El nivel inferior, aislado del superior y de concepción muy eficaz, discurre bajo la terraza de la piscina y se reserva para las actividades lúdicas". Además añaden que "el conjunto transmite una idea de contención concisa y buen uso de los materiales, aunque muestra una excesiva compresión de algún espacio y coloca la chimenea en lugar apartado".

Aparte de los dos premios, el jurado señaló, como finalistas destacados, el valor de dos viviendas situadas en zonas urbanas, que representan un camino adecuado para recuperar y poner en valor tejido urbano deprimido. El primero, un edificio de Patricia Montes Andrés, se sitúa en el barrio de Canido en Ferrol, y el segundo, es una obra de recuperación de un edificio protegido situado en el casco histórico de Betanzos de Helena Mosquera García.

Se pueden ver fotografías de los dos edificios premiados en la página oficial del premio

Imprimir Enviar
Añade tu comentario